Las temperaturas extremas propias del verano pueden tener consecuencias negativas para tu vehículo. En Grúas Martínez nos preocupamos por tu seguridad y también por tu bolsillo.

Por eso, hemos recopilado una serie de recomendaciones que pueden ayudarte a esquivar las averías más comunes del verano. Te las presentamos en las siguientes líneas.

Evita los estragos del calor en tu coche

Es evidente que el aire acondicionado del coche se somete a un esfuerzo mayor durante el verano. Y aunque pueda sorprenderte, el aire acondicionado está muy vinculado al funcionamiento mecánico del motor del coche.

Cuando un coche está aparcado o circulando bajo los rayos del sol de verano por mucho rato, puede sufrir daños. Podemos cuidarlo revisando tanto el nivel de aceite como el nivel de refrigerante. Se recomienda llevar refrigerante de reserva en el coche para tenerlo a mano en caso de ser necesario.
Otro aspecto a controlar con el calor son los neumáticos, puesto que es un momento más propicio para reventones. ¿Qué medida preventiva se puede tomar? Lo ideal es asegurarse de que la presión de los neumáticos es correcta. Hay que acordarse de revisar la presión de cada uno de los neumáticos.

Consejos para reducir las averías comunes del verano

Además, en las escapadas vacacionales solemos cargar el coche con el peso de las maletas y vamos a tope de capacidad. El peso extra puede recalentar los frenos.

Todas estas partes del coche son las más sensibles a sufrir daños debido al calor en verano. Pero seguir estas recomendaciones puede ayudarte a evitar las averías más comunes.

Si, a pesar de las precauciones, sufres una avería, no dudes en contactar con Grúas Martínez. Nuestro servicio de asistencia en carretera está disponible todos los días del año 24 horas.

Ponte en contacto con nosotros para más información.

Contacto