Es evidente que los extremos no son buenos. Si en invierno te damos consejos para conducir, también te los daremos durante los meses de verano, en los que el calor puede provocar que necesitemos de un servicio de asistencia de vehículos cuando menos lo esperamos. Es por eso que en este artículo te explicamos cómo evitar averías con el calor.

El calor, enemigo del coche

Uno de los elementos que más afectan al motor del coche es el aire acondicionado. Es innegable que este somete a un mayor esfuerzo al motor y conservarlo en perfecto estado es vital para evitar cualquier problema mecánico.

evitar-averias

El motor está sometido a altas temperaturas durante los meses de verano. Por eso, revisar los niveles de refrigerante y de aceite es muy importante. Además, cuando vamos en marcha es esencial controlar la temperatura del motor. Es importante ser precavidos y llevar algún litro de refrigerante de reserva.

Los neumáticos son otro de los elementos que más debemos vigilar con las altas temperaturas. Son mucho más frecuentes los reventones, por lo que nunca está de más revisar las presiones de todos ellos.

Además, también se calientan los frenos, teniendo en cuenta que sobrecargamos el coche con equipaje. Para evitar problemas posteriores, lo mejor es que no laves el coche justo después de terminar el viaje, ya que pueden doblarse los discos de freno y provocar alabeo de frenos.

Con todo, tener siempre a mano el número y el contacto de una empresa de confianza de asistencia en carretera es lo más útil. En Grúas Martínez contamos con años de experiencia y realizamos las labores de rescate y recogida de vehículos de la forma más eficiente posible.

Para solicitarnos más información sobre nuestros servicios, ponte en contacto con nosotros.

Contacto