Las vacaciones de Semana Santa están a la vuelta de la esquina y seguro que está pensando en hacer una escapada para relajarse y despejar la mente. Sin embargo, debe tener en cuenta el estado de su vehículo para que no requiera de un servicio de asistencia en carretera ni una grúa. En el artículo que nos ocupa, le explicamos cómo hacer la puesta a punto del vehículo antes de Semana Santa.

Antes de salir, realice una puesta a punto

Antes de salir a realizar cualquier viaje, lo mejor es que realice una buena puesta a punto del vehículo. Entre las cosas más importantes que debe revisar le indicamos:

  • Revisión de neumáticos, asegurándose de que están en perfecto estado, sin grietas y con una profundidad de las líneas menor a 1,6 mm. Revisar la presión también ayudará a que no hayan inconvenientes durante el trayecto.

  • Revisión de líquidos, sobre todo los de frenos, aceite y refrigerante. Son los más importantes para que no haya un problema de en el motor o durante la marcha.

  • Revisión de faros. Especialmente importante cuando se quiera conducir durante la noche, para no tener inconvenientes.

puesta a punto semana santa
  • Revisión de la batería del coche. Quizá es la más importante de todas, ya que puede ser necesario cambiarla si las luces se apagan de repente o la radio se deja de escuchar.

Con todo, el conductor también debe prepararse para realizar el viaje. Lo mejor es que vaya descansado e hidratado y que no realice trayectos de más de dos horas seguidos. De esta manera podrá hacer el viaje en las mejores condiciones posibles.

No obstante, en caso de necesitar un servicio eficiente de asistencia en carretera, puede ponerse en contacto con nosotros y consultarnos todo lo que podemos hacer por usted.

Contacto